4 HEARTS BLOCK

 

4 Hearts Block / anabelula.wordpress.com

Al final piqué otra vez con San Valentín, pero es que este bloque se lo merece. Me enamoré de él irremediablemente, como se suele decir en estos casos. Y de las telas para qué os voy a contar… un amor! Las dos de los corazones son de la colección de básicos de Bonnie and Camille, y el fondo liso es un tal French Vanilla de RJR Cotton Supreme Solids. Os lo comento por si os gusta tanto como a mi y lo queréis localizar. Lo mio con este color fue un flechazo (ya que estamos…) y me vais a oir hablar de él más de una vez, porque da esplendor a cualquier cosa que le arrimes.

4 Hearts Block / anabelula.wordpress.com

El patrón lo podéis descargar aquí y es muy fácil porque las piezas son bien grandes. Al final queda un bloque de 12″x 12″ (30 cm x 30 cm aproximadamente), una medida ideal para hacer un baby quilt con 9 bloques (3×3) o con 12  bloques (3×4) si lo queremos rectangular. Yo, como me lo tengo prohibido, me conformaré con este bloque solitario para colgar en un trocito de pared dedicada a cosas amorosas.

4 Hearts Block / anabelula.wordpress.com

Como siempre, el acolchado mínimo y con perlé del número 12 en un tono hueso (712).

4 Hearts Block / anabelula.wordpress.com

4 Hearts Block / anabelula.wordpress.com

Nada más por hoy. Os mando un beso con todo mi amor! >¡<

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

CÓMO COLGAR UN QUILT

 

A veces queremos colgar un quilt de la pared por alguna razón. Puede que se trate de un quilt antiguo, o uno con un significado especial o conmemorativo. Puede ser que queramos vestir una pared desnuda, o simplemente añadir un poco de color y calidez a una habitación. Algunos de nuestros trabajos son pequeñas obras de arte y merecen ser expuestas con todos los honores. Otras veces nos inspiran y nos sirven de recordatorio.

Dresden Plate Miiquilt / anabelula.wordpress.com

Este miniquilt lo hice con esa intención, aprovechado restos de mi Dresden Plate. Bordé en él un mantra que me repito mucho últimamente (me imagino que no seré la única en estos tiempos que corren) y lo tengo colgado en la pared que está justo enfrente de mi cama, para que sea lo primero que veo cuando me levanto y lo último cuando me acuesto. Ya sabéis lo que se cuenta del poder de las palabras. Pues yo lo creo.

Dresden Plate Miniquilt / anabelula.wordpress.com

Hay una par de formas fáciles de preparar un quilt para colgar sin que se vean cinchas o trabillas de tela asomando. Ambas consisten en coser en la trasera algún tipo de funda en la que se pueda insetar una vara, una tablilla o, simplemente, una barra de cortina que mantengan el quilt estirado y nos permitan colgarlo como si fuera un cuadro. Esto es mejor decidirlo antes de cerrar el quilt, justo a la hora de poner el “binding”, pero si ya está acabado también se puede colocar.

La manera más sencilla, y la más práctica si el quilt no es muy grande, consiste en colocar estas fundas en las esquinas superiores de la trasera. Para ello tan solo necesitas dos cuadrados de tela de 2,5″ de lado (como unos 10 cm). Lo más estético es que esta tela sea la misma que usaste para la trasera, pero como no se va a ver cuando esté colgado, tampoco importa mucho.

anabelula.wordpress.com

 

Dobla los cuadrados a la mitad por la diagonal y colócalos en las dos esquinas superiores del quilt haciendo coincidir los ángulos. Así, mira

anabelula.wordpress.com

Asegúralos con una costura a 1/4″ del borde.

anabelula.wordpress.com

Y ya puedes poner la tira de cierre (“binding”) como si tal cosa. Te quedará la trasera con esa especie de bolsillos en la parte superior.

anabelula.wordpress.com

Ahora tienes que coger una tablilla o una vara de madera, de esas que se venden en las tiendas de bricolaje, y cortarla a la medida del quilt (justo desde una costura del binding a la otra). La introduces en los triángulos de tela y listo para colgar! Es importante que quede bien ajustada (aunque sin forzar) para que el quilt quede bien estirado.

anabelula.wordpress.com

Si, como en mi caso, pusiste una varilla, lo puedes colgar directamente de una alcayata. Si pusiste una tablilla, tal vez necesites ponerle en el centro un artilugio como los de colgar cuadros, tipo a esto

img_4190

Otro método consiste en colocar la funda todo a lo largo del quilt en su parte superior.

anabelula.wordpress.com

Cuando el quilt es de grandes dimensiones, esta es la mejor opción. Necesitas una tira de tela (a ser posible igual que la trasera) de unas 6″ (unos 15 cm) de ancho y la misma medida que el quilt que queremos colgar, o un poco menos, de largo. En los lados cortos de la tira hacemos unos dobladillos y planchamos la pieza doblándola a la mitad longitudinalmente.anabelula.wordpress.com

Colocamos la tira con los bordes cortados coincidiendo con el borde superior del quilt. Al hacer los dobladillos nos tiene que quedar un poco más corta que el quilt, así que céntrala para que nos quede la misma distancia a ambos lados. La fijamos con alfileres o, mejor aún, con una costura a 1/4″ , o un poco menos, de margen.

anabelula.wordpress.com

Ahora, como en el caso anterior, cosemos el binding y cerramos el quilt como lo hacemos habitualmente. Nos quedará la tira suelta por su lado doblado, así que tenemos que coserla a la trasera a puntada invisible, teniendo cuidado de no traspasar a la parte delantera del quilt y dejando los lados abiertos para introducir la barra.

anabelula.wordpress.com

Si no quieres que se vea, corta la vara un pelín más corta que el quilt, pero que sobresalga por ambos lados de la funda, y cuélgalo de esos dos puntos. Esta funda es suficientemente ancha como para introducir una barra de cortina de esas que sobresalen y tienen algún adorno en los extremos. Si el quilt es pequeño o tienes planeado poner algo más fino, no necesitas una funda tan ancha, tal vez con una tira 3 ó 4 pulgadas sea suficiente, pero compruébalo primero. Yo, en este caso, voy a usar una varilla de unos 2,5 cm de diámetro y mi tira mide 4″, suficiente para que, una vez doblada a la mitad, permita que la varilla entre holgadamente.

Para que quede impecable en la pared, es importante que el quilt cuelgue bien liso y estirado. Para ello tienes dos opciones, aunque si el quilt es muy pequeño igual no te hace falta ninguna. Una sería coser en las esquinas inferiores unos pesos como los que se usan para las cortinas. Si no los encuentras, unas arandelas medianamente pesadas te pueden servir.

anabelula.wordpress.com

La otra opción sería poner también en estas esquinas de abajo otros dos triángulos de tela para colocar otra varilla como la de arriba que lo mantenga tenso.

 

Por último, si lo que quieres colgar es un quilt antiguo o uno que ya está cerrado, el método es más o menos el mismo, pero tienes que coser la funda por ambos lados, ya que no la puedes sujetar con la tira de cierre (binding). Pero antes, y una vez hechos los dobladillos de los laterales, dobla la tira hacia la cara buena, cósela todo a lo largo para hacer una especie de tubo, dale la vuelta y plánchala dejando la costura en la parte de atrás. Colócala en la parte superior del quilt, lo más alineada posible al binding y  con la costura hacia atras, de cara a la trasera. Cósela a puntada invisible por sus dos lados largos y listo. Si quieres hacerte una idea más precisa, puedes ver el vídeo tutorial de Jenny Doan, de Missouri Star Quilt Company  aquí

Pues nada más, espero que os sirva de ayuda. Hasta otra! Un beso y ya sabéis…

anabelula.wordpress.com

a ser valientes!!! >¡<

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

MORNING GLORY MINIQUILT

Morning Glory Miniquilt / anabelula.wordpress.com

Últimamente estoy en modo “miniquilt” o “trabajo-de-pequeñas-dimensiones”. Esto por cuestiones prácticas, porque cuando vuelva a España no sé dónde voy a meter tanto quilt, ni cómo me voy a arreglar con tanto equipaje. Y puedo dejar atrás muchas cosas, pero esto es algo que prefiero llevarme conmigo!

Aquí tenéis el último que hice

Morning Glory Miniquilt / anabelula.worpress.com

El patrón es  de Cluck Cluck Sew y se llama Morning Glory. Es totalmente de mi estilo y me encanta! Hubiese preferido hacer un quilt grande y estoy segura de que quedaría increíble en mi cama, pero… estas son mis limitaciones!

Morning Glory Miniquilt / anabelula.worpress.com

Tenía, además, toda la intención de acolcharlo a máquina siguiendo las líneas de las costuras, porque es muy geométrico. Pero cuando acabé el top lo vi tan limpio y orgánico que no me decidí, por si me quedaba un poco chapucilla. Así que dejaré las pruebas para otro momento, para otro quilt…

Morning Glory Miniquilt / anabelula.worpress.com

La opción de reducir las dimensiones me gustó bastante, y ya tengo alguna otra idea para el siguiente. Estos quilts pequeños dan mucho juego, se pueden colgar (ideales en una habitación de costura, si tenéis la suertaza de tener una), se pueden usar como mantel en una mesa pequeña (da un poco de pena, ya lo sé!), o también como baby quilts. Este, concretamente, mide 90×90 cm, una medida muy adecuada para un quilt infantil. Además, se hacen rápido, no implican mucho gasto en materiales (incluso puedes aprovechar recortes que tengas por ahí) y son un regalo muy socorrido.

Morning Glory Miniquilt / anabelula.worpress.com

Otro día os cuento lo que hice para colgarlo. Besos y feliz semana! >¡<

Morning Glory Miniquilt / anabelula.worpress.com

Guardar

Guardar

BUENOS DESEOS

Dresden Plate Miniquilt / anabelula.wordpress.com

Enero es el tiempo perfecto para las resoluciones y los cambios positivos, para reflexionar sobre el pasado año y lanzarnos a otro brillante, nuevo…

Lo que hicimos, lo que no hicimos, lo que conseguimos, lo que se nos escapó de las manos, lo que tenemos pendiente… Y ahora, al empezar el año, nos hacemos la ilusión de que todo va a ser diferente, incluso mejor si somos entusiastas.

Seguimos empeñados en considerar el tiempo como algo cíclico, cuando en realidad es como un camino que empieza y nadie sabe hasta dónde llega o por dónde te lleva, lo escabroso que será o la compañía que te irás encontrando. Y esto es una verdad verdadera según mi experiencia de los últimos años!

Esta idea de que algo empieza y termina, empieza y termina… supongo que está inspirada en los ciclos de la naturaleza, pero hoy está tan marcada por el consumo y el mercantilismo que patea un poco el estómago. Es triste, pero ahora cuando oímos “cambio de estación” ya no pensamos en los colores del otoño o las flores de la primavera, lo primero que se nos viene a la cabeza puede ser algo como los anuncios de El Corte Inglés. Y si hablamos de la navidad…no, mejor no.

anabelula.wordpress.com

Sin embargo, algo de cíclico hay en nuestra naturaleza, algo que nos hace sentirnos pletóricos cuando empieza la primavera o melancólicos con las primeras lluvias del otoño, algo que nos hace plantearnos nuevos retos cuando empieza el año, y recapitular cuando termina.

No era mi idea ponerme tan trascendente ni soltaros este rollo, pero ya está. Muchos de los blogs que sigo aprovechan este momento para hacer un resumen de todas las cosas (mayormente quilts) que hicieron a lo largo del año. Yo no es que quiera parecerme a nadie. Pero me apeteció hacerlo y os aseguro que es un buen ejercicio porque, ahora que lo veo todo junto, pienso que 2016 fue un año bastante productivo, a pesar de que esa no era precisamente la sensación que tuve en mi día a día.

Hexi Quilt / anabelula.wordpress.com

Otra cosa importante del año fue que retomé este blog que tenía bastante (o muy) abandonado, y empecé a tomarme un poco más en serio las Redes Sociales, lo que me permitió estar en contacto con un montón de gente querida e inspiradora.

Además me hice ropa, tejí  (tengo un jersey a medias) e hice ganchillo (tengo una manta a medias)

También viajé, y leí unos cuantos buenos libros (gracias Berta, por mantenerme al tanto de las novedades). Si tuviera que elegir  uno de los nuevos sitios que conocí, escogería Nueva Orléans sin dudarlo. Y si tuviera que elegir entre los libros que leí, escogería el Manual para Mujeres de la Limpieza de Lucia Berlin, que os recomiendo mucho mucho. Un libro de relatos cortos deliciosos que se leen del tirón y dan cuenta de la vida sorprendente de la autora. En línea con esa idea de que hoy estás aquí y mañana no sabes dónde te pueden llevar tus pasos. Interesante!

Así que ya veis, un año da para mucho. Y ahora no sé si algo termina o empieza, lo único que me importa es tener energía y ganas para seguir. Estoy en ello. Como ya os dije, tengo un montón de proyectos y de buenos deseos para los meses venideros.

Dresden Plate Miniquilt / anabelula.wordpress.com

Besos y muy buenos deseos también para vosotros! >¡<

Guardar

Guardar

2017!!!

anabelula.wordpress.com

Hola!

Hoy me asomo  nada más que para desearos un año fantástico!

Yo tengo miles de proyectos bulléndome en la cabeza, así que sólo pido salud y energía para poder llevarlos a cabo.

Eso y que el entusiasmo no decaiga y nos dure todo el año, porque es el motor para todo lo demás.

Besos >¡<

anabelula.wordpress.com

Guardar

Guardar

FELIZ NAVIDAD!

anabelula.wordpress.comAl final, la estética de la navidad me puede!

anabelula.wordpress.com

Me gusta hacer cosas “mini”, piezas enanas que condensan toda la belleza y la ternura de lo pequeño. Las puedes colgar en cualquier sitio, son fáciles de enviar o transportar y adornan cualquier rincón.

anabelula.wordpress.com

Últimamente estoy explorando la técnica del “Paper Piecing”, y estos motivos tan sencillos van bien para hacer pinitos y lanzarse a diseñar. Aunque las ideas no sean originales, resulta muy  emocionante hacer tú misma todo el proceso de principio a fin.

anabelula.wordpress.com

Y lo mejor es que se hacen en un momento!

anabelula.wordpress.com

 

anabelula.wordpress.com

anabelula.wordpress.com

Aprovecho para desearos desde aquí un año muy feliz y luminoso, lleno de proyectos emocionantes, salud y esperanza!

anabelula.wordpress.com

Que paséis unos días fantásticos y disfrutéis de buena compañía! Os lo deseo de corazón!

>¡<

anabelula.wordpress.com

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

FORRAR UNA LIBRETA CON TELA (Tutorial)

 

anabelula.wordpress.com

Esto de forrar una libreta, una agenda, un album de fotos o incluso un libro está entre las tareas más sencillas y resultonas que se pueden hacer con un trozo de tela. Bueno, tal vez te interese personalizar, enriquecer o complicar  la cosa con algún trabajo en la cubierta, pero eso ya es otro cantar. La construcción de la  funda en sí misma es muy fácil y a continuación lo vas a poder comprobar. ¿Buscas algo original para regalar que puedas hacer con tus propias manos? Pues aquí tienes una buena idea. Te animas?

Para empezar, corta una tira de la tela que quieras utilizar. El ancho de esa tira tiene que medir lo mismo que la altura de la libreta más una pulgada, y el largo lo calculas poniendo la agenda abierta encima de la tela y añadiendo dos trozos para las solapas, como ves aquí

anabelula.wordpress.com

El ancho de esta solapa ha de ser como mínimo el de la mitad de la cubierta para que no se te salga al abrirla, sobre todo si las tapas no son muy duras. Cierra la libreta con las solapas hacia adentro y marca de alguna manera la superficie que será la portada para que, en caso de que vayas a bordar o sobreponer algún motivo, te quede bien centrado. Haz el trabajo.

anabelula.wordpress.com
La pesada de los Platos de Dresden, esa soy yo!

Ahora hay que darle un poco de estabilidad a la pieza. A mi me gusta ponerle guata termoadhesiva muy fina, para que quede un poco acolchada y mullida, pero también puedes usar entretela de pegar que no sea muy rígida. Esto queda muy bien en los cuadernos de tapa blanda. Si vas a hacer algún acolchado, este es el momento.

anabelula.wordpress.com

Remata los lados más estrechos haciéndoles un dobladillo sencillo hacia adentro.

anabelula.wordpress.com

Vuelve a presentar la pieza en la libreta y coloca unos alfileres para marcar los puntos por donde van dobladas las solapas. Asegúrate de que tu trabajo queda bien centrado en la portada.

anabelula.wordpress.com

Retira la libreta y dobla las solapas por los puntos señalados, pero del revés, colocando las solapas con la cara buena hacia la cara buena de la pieza. Así

anabelula.wordpress.com

Recorta ahora un trozo de tela que cubra el hueco que queda en el centro y una parte de las solapas (la mitad más o menos) y que sea exactamente de la misma altura que la pieza. Cose por arriba y por abajo, a lo largo de toda la funda, con 1/4 ” de margen de costura. Aquí puedes ver cómo

 

anabelula.wordpress.com

Esta pieza de tela no necesita ir rematada en los laterales porque van a quedar en el interior. Si te fijas en la primera foto puedes comprobar que se ve un poco por la zona del lomo cuando miras la libreta por sus bordes, así que elige una tela que combine con el conjunto. También puedes poner la misma que usaste para el exterior (en este caso gris)

Haz unos piquetes en las cuatro esquinas para poder sacar bien los picos cuando le des la vuelta.

anabelula.wordpress.com

Y ahora ya puedes voltear todo a través de los laterales que quedan sin coser. Para que te hagas una idea…

anabelula.wordpress.com

Listo!

anabelula.wordpress.com

Saca bien las esquinas con un objeto ligeramente punzante y sin forzar demasiado.

 

 

anabelula.wordpress.com

En este punto, comprueba que se ajusta bien a tu libreta. Pónsela, y si no le queda como un guante, tal vez tengas que volver atrás, descoser y hacer algunos ajustes. Ten paciencia. Quizá no te quede muy bien de la primera, es cuestión de práctica!

anabelula.wordpress.com

Una vez que estés satisfecha con el resultado, plánchala bien, ponla de nuevo y vuelve a planchar con la libreta dentro para darle el toque definitivo. Y ya tienes una agenda personalizada, original y exclusiva!

anabelula.wordpress.com

Aquí tienes otras ideas. Si la tela es muy estampada y guapa en sí misma, no necesita más adornos. El de pájaros es un cuaderno de tapa blanda y no le puse guata, solo entretela.

anabelula.wordpress.com

En mi obsesión por organizarme, me gusta apuntarlo todo, pero tengo tantas libretas que a veces me resulta difícil recordar dónde exactamente anoté tal o cual cosa. Y mira que hago esfuerzos por tener una para cada asunto! pero al final hago un mix con recetas, listas de la compra, medidas, recordatorios, cosas pendientes… un caos! ; )

Espero que te sirva de ayuda. Si algo no te queda claro, me lo puedes comentar. Feliz semana! Besos >¡<

anabelula.wordpress.com

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar