Acerca de mí

Hola, soy Ana, Anabel, y te doy la bienvenida a mi blog.

Te cuento un poco acerca de mí. Nací al lado del mar, en Gijón (Asturias), donde viví la mayor parte de mi tiempo. Ahora, por curiosos caprichos del destino, resido temporalmente en los Estados Unidos. Viví un año en Silver City (Nuevo Méjico) y ahora vivo en Hodgenville (Kentucky)

Estoy en mis cincuenta, una edad como cualquier otra, y soy madre de tres hijos. La pequeña, una adolescente maravillosa que me pone las pilas y a veces me saca de quicio, coincidiendo con que las dos estamos pasando por “momentos hormonales complicados” aunque opuestos. Los dos mayores, unos aventureros.

Soy psicóloga de formación y de corazón, y, aunque hace unos años que no ejerzo profesionalmente, esto me ayuda mucho en mi día a día.

Siempre dediqué tiempo a hacer cosas con mis manos y me considero una persona creativa. Admiro a la gente que tiene algún don, aunque entiendo que el don más importante es “querer” hacer algo, tener motivación.

Sé que todo requiere de una técnica, pero no soy para nada perfeccionista. Prefiero ir improvisando y dejando que el error ocurra, así el resultado final transmite más sentimiento, más autenticidad.

Me gusta hacer de todo, especialmente coser y andar dándole vueltas a algún proyecto. Siento que las cosas que hago dicen de mi.

Disfruto también con un buen libro, con una buena comida, con una buena conversación. Disfruto con mi familia y mis amigos (ahora tan lejos). En general, me encanta la gente, me encanta conocer sitios nuevos y hacer cosas distintas.

Tengo una tendencia “green” que me hace inclinarme por lo natural, orgánico, reciclado… ya sabes. Echo de menos el mar. Me gustan los animales, especialmente los perros y los gatos, y también las libélulas, esos insectos tan extraños. Me gusta el esfuerzo que tienes que hacer con la mirada para poder seguirlas. Y me gusta pensar que yo soy un poco así, yendo rápido de una cosa a otra y con esos ojos enormes para verlo todo, todo.

…Y no sé si está bien poner aquí algo malo, pero gestiono fatal el tiempo y soy muy emocional, tirando a sensiblona, dos cosas que, en ocasiones, me complican bastante la vida.

Con este blog pretendo contagiar mi entusiasmo por lo que hago, mi obsesión por estar enredada en algo y mi admiración por las personas en las que me inspiro. Sé bienvenido! y si tienes algo que aportar, déjame tus comentarios.

Anuncios